Las 5R de la crianza positiva

CRIANZA-POSITIVA-5R.jpg

Cuando establecemos una pauta de disciplina con un niño o niña hay que ayudarle a ver y comprender esas consecuencias naturales.
 
Por ejemplo, si un niño trata mal a otro, esto de forma natural produce que el otro niño se enfade y se sienta dolido, y se aleje de él. Ayudar al niño o niña a ver ese proceso es parte fundamental de la educación.

Y cuando nosotros como adultos elegimos intervenir, porque lo consideramos necesario, debemos seguir estas 5 “R”:
 
  • Relacionadas: la acción siempre estará relacionada con la conducta del niño.
 
  • Respetuosas: ninguna acción implicará nunca humillación, culpa o acusación.
  • Razonables: acciones que sean siempre comprensibles para el niño.
  • Reparadoras: acciones que tengan como objetivo la reparación del daño causado y la búsqueda de solución al problema.
  • Realistas: que el niño pueda realizar la reparación que le pedimos. Si no está bien ajustada y no llega a realizarla, habremos generado más frustración y resentimiento hacia nosotros.