Vínculos con la comunidad


GUAYAQUIL_NOV.jpg
La modalidad de casa en comunidad que implementa el Programa Guayaquil al norte de la ciudad se presenta como una oportunidad para que los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en acogimiento generen vínculos con otras personas y de esta manera desarrollen ámbitos sociales y participativos.
 
Alexandra Rodríguez, educadora de una de las casas donde convive con 4 adolescentes, expresa que el vivir en comunidad es una experiencia enriquecedora para quitar estereotipos e integrar a los adolescentes a la cotidianidad de las labores comunes del barrio, como participar de mingas, fiestas, reuniones, posadas entre otros.

“Aquí no están estigmatizados, como en los centros educativos donde al conocer que los niños son parte del sistema de protección especial los tratan diferente, aquí se integran, participan y se sienten bien” afirmó Alexandra.

GUAYAQUIL_NOV_COMUNIDAD.jpg
 
“Vivir con comunidad les permite relacionarse con un entorno donde existen diversidades religiosas, étnicas, económicas. Quienes trabajamos con los niños, niñas y adolescentes tenemos la gran responsabilidad de crear entornos y comunidades protectoras que les permita enfrentarse a retos propios de sus vidas” comentó Gema Cedeño, trabajadora social que conforma el equipo técnico.
 
El Programa Guayaquil implementa al momento 7 casas en comunidad con 33 niños, niñas y adolescentes viviendo bajo esta modalidad.
 
 
Isaac Andrade
Corresponsal Programa Guayaquil